LO ÚLTIMO

Entrada destacada

¡Depresión! Lleva a chofer a suicidarse en Villa Hermosa

@LincolnRivera ./ www.16minutos.com ./ La Romana, Rep. Dominicana.-  Un hombre de 42 fue hallado sin vida colgando de un bajante de su resid...

Principal » » La inmigración haitiana en República Dominicana

La inmigración haitiana en República Dominicana


Publica esto en Line y Whatsapp

Publicado por 16 Minutos en fecha 27 agosto 2017








CRISTÓBAL ARIAS/ Opinión/Colaboración ./ 

MUCHASPERSONAS   piensan que cuando abordamos el tema de los inmigrantes haitianos en nuestro país, lo hacemos por discriminación, que no es más que dar un trato de inferioridad a una persona o colectividad, generalmente por razón de su raza, religión o ideología; debe de quedar explícito que s deber como Dominicano alertar a las autoridades y defender nuestra patria ante situaciones que puedan perjudicar el presente y el porvenir generacional.

Hoy no avizoramos peligro de invasión alguna, como muchos argumentan cuando hablan del tema; pero sí estamos convencidos de que hemos  sobre pasada nuestra capacidad en cuanto a la recepción de inmigrantes.

Un  alto porcentaje  de estos entran  y permanecen en el país ilegalmente. Por lo tanto no pagan impuestos aduanales, entre otros. Pero es patente que está inmigración ilegal  la cual crece y se ramifica a la vista de todos de manera sigilosa, sin duda alguna se incrementará en los próximos meses motivada por las nuevas políticas que en dicha materia ejerce Estados Unidos de América, que entienden que  ya la emergencia haitiana originada por terremoto del año 2012, fue superada y el gobierno haitiano está preparado para recibir a sus ciudadanos, por lo cual contemplan la cancelación del programa llamado TPS (por sus siglas en inglés).

Estatus de Protección Temporal, del cual son beneficiarios varios países de Centroamérica y el Caribe, lo que representará deportaciones masivas de miles de haitianos, ya que unos 50,000 viven en EE.UU., amparados por dicho programa, por ende debemos prestarles atención especial al tema migratorio.

De continuar este flujo migratorio nos estaríamos exponiendo a una explosión demográfica que no es más que el colapso de la infraestructura  y los sistemas por el incremento súbito del número de habitantes en una región o comunidad. Esta situación combinada con una desaceleración económica sería catastrófica.

Es claro que esta in,irracional nos ha traído y trae diversos problemas los cuales requieren  de inversiones monetarias pa,solucionarlas, como son: demandas y descreditos internacionales, incrementando  en los gastos presupuestarios en materia de salud al brindar asistencia a una gran cantidad de ciudadanos haitianos.

Destacamos de manera especial, mujeres en avanzado estado de gestación  o parturientas que llegan y utilizan nuestro sistema de salud pública de manera gratuita, así como la prevención  y erradicación de otras enfermedades propias de dicho país, que sus ciudadanos traen consigo, amén  de los gastos en que incurre el Estado Dominicano para ejecutar el PLAN DE REGULARIZACIÓN DE XTRANJEROS, RD$2,300.00 millones. Todo indica que esos gastos continuarán en incremento ya que el referido plan o programa fue extendido por unos doce meses más.

Es preocupante observar como crece la economía informal y es que um amplio segmento de los inmigrantes se dedican a ella (vendedores ambulantes, chiriperos, trabajo doméstico, agrícola y construcción, no declarado), lo que convierte a estos trabajadores en una carga para el Estado. Es obvio que los contribuyentes no podemos continuar  cargando con los gastos, que en sentido general, provoca  esta inmigración que se muestra incapaz hasta de costear sus gastos de identificación como extranjero. Al pasar balance consideró la báscula se inclina a su favor.

Los que emigramos debemos de estar claro que nunca nos sentiremos como en casa, y que algunas personas nos verán con recelos, pese a esto, todo inmigrante merece buen trato y que se les respeten sus derechos, igualmente debemos de respetar las leyes y ordenanzas del territorio que nos acoge.

Un amplio segmento poblacional de Haití ve en nuestra República su horizonte, su futuro más cercano por naturaleza; esta coyuntura geográfica coincide con que los nacionales del vecino país y sus autoridades conocen la permisividad  y complacencia de los diferentes Gobernantes que se han sucedido en la presidencia de la República a partir de nuestra  Restauración. Complacencia que solo beneficia ciertos sectores económicos que se lucran al emplearlos como mano de obra barata, muy vulnerables por su estatus migratorio de ilegalidad.

Es evidente que mientras la economía Dominicana sea una de las de mayor crecimiento y estabilidad en Centro América y el Caribe, ellos tratarán por,todos los medios posibles de llegar a nuestro territorio, uno por iniciativa propia, otros alentados por su gobierno que entiende que la inmigración es su gran aliado socioeconómico, al ayudarle a liberar parte de su presión social. En este mismo orden, tenemos las llamadas Organizaciones No Gubernamentales  sin fines de Lucro, tanto nacionales como internacionales, que dicen defender los derechos de los inmigrantes haitianos a permanecer en nuestro país, incluso de manera ilegal. Estas mantienen una presencia constante en algunos medios de comunicación tratando de chantajear al Eatado e imponer sus criterios aún por encima de nuestras leyes.

En vista de lo antes expresado, entendemos que el Estado Dominicano debe fortalecer y hacer más eficientes los controles migratorios, vigilando nuestra frontera terrestre sin olvidar nuestras costas, puertos y aeropuertos, y aplicar las leyes migratorias de manera rigurosa, ya que actualmente registramos el ingreso de inmigrantes ciudadanos de otros países del área que se suman a la ya tradicional al migración haitiana.

Hoy en día con los avances tecno,oficios y globalización, que no es más que la internacionalización  de la relaciones comerciales, económicas y financieras entre otras actividades, podemos ver la inmigración como un proceso normal; claro sin perder de vista ni negociar nuestra soberanía como Estado, y mucho menos ceder a presiones locales y foránea. La inmigración hacia nuestro territorio debe ser motivo para trabajar con las familias exaltando nuestros símbolos patrios, Dominicanidad, los buenos valores y unidos impulsar el desarrollo nacional, dejando de un lado las ambiciones políticas y personales, tomando en cuenta que estamos de manera transitoria en la tierra.

Como dijimos, por naturaleza somos su destino de más fácil acceso, de manera que quienes aspiren a ingresar a nuestro país lo hagan legalmente mediante la obtención de visas, permisos para trabajar, estudiar, etc.; según lo requiera  el caso, renovables periódicamente por las instancias correspondientes, siempre y cuando su presencia sea justificada y necesaria.

Es bueno destacar que toda,persona que ingrese a nuestra nación debe de ser auto-suficiente económicamente, lo que permitirá cubrir sus gastos de salud entre otros, tal como sucede en varios países con una fuerte presencia de inmigrantes.

El fortalecimiento de nuestros controles migratorio requerirá de una mayor inversión económica por el Estado tanto en equipos como en recurso humanos, en consecuencia de los gastos generando una cantidad considerable de empleo, donde un gran porcentaje de los gastos de nómina de la Dirección de Migración se recaudarían por pagos de impuestos a los diferentes permisos de estadía, estipulado por las Leyes.


0 comentarios:

LAS MÁS LEÍDAS ESTA SEMANA

Publicidad

Sigue nuestro perfil de Facebook

100 años de historia

100 años de historia

Tecnología

SÍGUENOS EN TWITTER

CR JOYAS

Jesús Ortega

Jesús Ortega

LUMINOS

LUMINOS

Estado del tiempo

Categories

Blogroll

.comment-content a {display: none;}