LO ÚLTIMO

SANTO DOMINGO. El sindacalista Blas Peralta fue golpeado este jueves con un palo de escoba por otro recluso durante una riña en el Centro Correccional de La Romana en donde guardan prisión./ Según conformó la Procuraduría, Peralta, quien en noviembre del pasado se le ratificó la condena de treinta años de prisión por el asesinato del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Mateo Aquino Febrillet, fue trasladado a un centro de salud para hacerle radiografía.

Entrada destacada

Policía Nacional apresa a dos hombres con pistola de juguete

@LincolnRivera ./ www.16minutos.com ./ La Romana, Rep. Dominicana.- La Policía Nacional apresó a dos hombres que se movilizaban en una motoc...

Principal » » Ya no somos lo que ayer fuimos

Ya no somos lo que ayer fuimos


Publica esto en Line y Whatsapp

Publicado por 16 Minutos en fecha 03 diciembre 2017




Por FRANCISCO AMÉRICO ARISTY / Opinión ./


03/12/2017.- En la sociedad nuestra ya nada es igual, todo se ha perdido, nuestras costumbres y tradiciones; ya no existe La transculturización ha sido sido el factor causante.

Hoy día solo quedan los cuerdos de lo que fuimos y jamás volvemos hacer. Ya ni la brisa es la misma, mi pueblo ya no es mi pueblo; es una ciudad cualquiera. Con casas enrejadas donde uno al otro nos vigilamos, porque ya la confianza dejó de existir y, en cambio creció el individualismo.

Tal es el caso de cada cual para su cada cual, que es lo mismo expresar  que el sentido de vecindad ya desapareció. Hasta el alegre canto del gallo dejó de ser el despertador de las madrugadas, el rosario de cada tarde donde se reunía la familia para juntos ponernos a la diestra del Padre. Esto cambió, hoy solo hay ruidosa música de dembow y la bachata (género los cuales pertenecen a "la música contemporánea"); música de amor y desamor.

Ya los novios no caminan agarbados de las manos porque es cosa de gente arcaica y fuera de tiempo. En el barrio nadie conoce a nadie, nos conocemos por el número de celular. Pasamos  de ciudadanos a un número. Los clubes que en cada sector había para reuniones artísticas y culturales, donde nacían los grandes talentos en poesías. El deporte, literatura; historia, estas costumbres hoy ya desaparecieron y en lugar de estos están los llamados "colmadones".

A los velorios una gran parte de la población cuando decide ir lo hace para que los vea. Cómo están vestidos, gafas negras y cha cabañas. Y una gran parte no entra a la capilla donde está al cuerpo inerte del difunto. Mientras otros se la pasan haciendo cuentos y jugando dominoes,así es la sociedad de hoy.

Donde los saludos afectuosos cambiaron por un choque de puño, de otro lado la palabra soez es la expresión diaria de los jóvenes de hoy, todo lo contrarío a la sociedad de  hace algunos años. Donde la juventud soñaba con aire libertario y una sociedad más justa, muy diferente a la de hoy donde el ego y el deseo individual es la práctica.

Estas realidades persiguen el mundo de hoy y algunos hasta se han incrementado para desgracia de muchos y beneficios de unos pocos. El lenguaje cambió, siempre asumimos todo en primera persona del pronombres personal ahora es yo; no nosotros, también en posesivo "mío".

Con el liberalismo actual hemos regresado al canibalismo, y por supuesto nos ha segregado. En vez de amarnos, nos empujamos los unos a los otros.

Hoy lo que prima es, el yo soy; yo hago; yo tengo; yo quiero; yo quito; yo pongo. Todo  esto se ha insertado en la sociedad. Menuda desgracia, qué pena!


0 comentarios:

LAS MÁS LEÍDAS ESTA SEMANA

Sigue nuestro perfil de Facebook

100 años de historia

100 años de historia

Tecnología

SÍGUENOS EN TWITTER

CR JOYAS

Jesús Ortega

Jesús Ortega

LUMINOS

LUMINOS

Estado del tiempo

Categories

Blogroll

.comment-content a {display: none;}